lunes, 17 de setiembre de 2007

Travesía nocturna

(sentado en un buen sillón, de espaldas al tiempo)

No quedan niños en el mundo
Los perros
se cuchichean
Tentando en la oscuridad
mis ojos entrecerrados
ofrezco el humo de mi boca
a esta noche tan vacía
Una
a
una
ensarto mis pálidas rosas
en la suela de los corazones
Delira
enorme
mariposa
negra,
desventrada y ácida
babeante
sobre el cielo
-Sepias asiáticos-
para el disfrute
de los labios animales de la fiebre
Un cuerpo me habla
y no le entiendo
o pretendo no hacerlo
Una porción de mi alma
cae
y ensucia el piso
nada me distrae
sigo navegando
el blanco vientre del silencio
hacia el sol.//

(estas son unas líneas que escribí hace mucho y quise compartir)

3 comentarios:

Naimad dijo...

Ah... bueno... o sea que lo tuyo (el talento) es de hace rato...
"Una porción de mi alma
cae
y ensucia el piso
nada me distrae
sigo navegando
el blanco vientre del silencio
hacia el sol", es magnífico hermano...
Un abrazo

TRuLy dijo...



Como todo lo que escribes,
me encanto!


Mariposa Negra que delira...


Sere yo?


Electric Wounds[zombie] dijo...

Es hermoso!